Constitución de empresas en Estados Unidos

single-image

La constitución de una empresa en Estados Unidos corresponde al registro de una sociedad de responsabilidad limitada (Limited Liability Company) o la incorporación de una corporación (Corporation) en Estados Unidos, constituir una empresa es el registro público de la nueva entidad ante el Secretario de Estado (en Estados Unidos las empresas son estatales).

Las empresas se rigen bajo las leyes de cada estado y su cobertura operativa es dentro de cada estado.

Una empresa constituida o registrada en California es una empresa extranjera en  los otros estados (por ejemplo: Texas o Florida).

La gran mayoría de empresas, son compañías que no operan fuera de su estado, y por lo tanto no requieren registrarse simultáneamente para operaciones en varios estados a menos que la expansión del negocio obligue (por ejemplo a abrir una oficina de atención al público, bodegas, etc).

A pesar de que las empresas son de alcance estatal eso no impide vender productos o servicios desde el estado donde fue registrada la empresa hacia otros estados, sin embargo operaciones que implican tener un empleado, una presencia física (oficina, tienda, bodega) requieren registrar la empresa de fuera del estado, en el estado donde se empieza nuevas operaciones.

Una empresa para estar plenamente constituida y convertirse en una entidad operativa requiere: (1)registrarse ante el Secretario de Estado, (2)solicitar un número tributario federal (“employer identification number”) y (3)abrir una cuenta en un banco en persona.

Una vez que una nueva empresa en Estados Unidos ha cumplido con los tres requisitos mencionados es una entidad operativa, reconocida por el estado donde está domiciliada, registrada para impuestos ante el gobierno federal y activa dentro del sistema financiero.

Al constituir una empresa en Estados Unidos se derivan o crean una serie de obligaciones, tanto con el gobierno estatal (donde se constituyó la empresa) como con el gobierno federal, principalmente en cuanto a impuestos a la rentabilidad, aunque no es obligatorio contratar un contador para mantener el orden la nueva empresa, la apertura de un nuevo negocio requiere el consejo de un contador profesional para ayudar a evitar errores en el manejo de la contabilidad y asegurar el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

Constituir una empresa en Estados Unidos no es un proceso complejo ni costoso, pero siempre es útil hacerlo bajo la responsabilidad de un profesional que conozca del tema a profundidad y pueda proveer consejo y guía en relación al mejor tipo de estructura legal para cada caso (tal como definir entre una LLC o una Inc). Los servicios de consultoría de Eduardo Montesinos aseguran una atención personalizada que cubre todos los detalles de registro de la nueva empresa y el consejo y guía de un experto en iniciar nuevos negocios en Estados Unidos.

Para solicitar información llena el formulario de contacto.

You may like