Crisis y Preparación

single-image

Los momentos de crisis permiten establecer un momento para pausar, pensar, evaluar y planificar para el futuro.

Las crisis siempre pasan.

No hay momento por dificil que sea que dure para siempre.

El pánico causa que las personas no piensen con claridad y frecuentemente se terminan adoptando decisiones incorrectas.

Las crisis nos enseñan que lo mejor es estar preparado para enfrentar los posibles efectos, el mejor primer paso es tener le certeza de que errores pasan, nadie los planea y definitivamente nadie los espera, pero los efectos a veces devastadores de una crisis nos obligan a estar preparados.

Los negocios no pueden simplemente dejar venir una crisis. Hay que estar alerta a los cambios en el mercado, el entorno, la sociedad, la economía y prepararse para todos los posibles escenarios para enfrentar esa crisis que inevitablemente llegará a todo negocio en cierto momento de su vida.

Prepararse para una crisis requiere evaluar los procesos de negocio internos o externos buscando debilidades y amenazas.

Un negocio enfrenta varios tipos posibles de crisis:

  1. Proveeduría (finanzas).
  2. Procesos internos de negocio (organización, administración)
  3. Competencia.
  4. Tecnología
  5. Desastres sociales o naturales.

Uno de los más comunes problemas a enfrentar en la vida de un negocio es el problema financiero que facilmente puede llegar a escalar hasta convertirse en crítico. Ej. si una empresa paga a sus proveedores a 30 días pero recibe sus pagos de clientes a 60 días, a menos que los margenes de ganancia unitarios sean sustancialmente altos, una crisis financiera llegará tarde o temprano.

Los procesos internos, la organización y administración evolucionan constantemente, una estructura no puede estar estática debe adaptarse a la evolución del negocio y del conocimiento social. Empleados deben capacitarse permanentemente en nuevos procesos, nuevas herramientas y tecnologías para enfrentar el mercado competitivamente.

La competencia cambia las reglas de juego permanantemente, nuevos productos, productos sustitutos, precios cambiantes, nuevos diseños e imagen, etc. Una crisis es evidente en el horizonte cuando la competencia es innovadora y creativa y nuestro negocio no lo es lo suficiente.

La Tecnología es un elemento transformador, pero hay que estar alertas y adoptar las tecnologías nuevas conforme van siendo accesibles a la capacidad financiera del negocio a riesgo de crear una crisis de operatividad y/o obselesencia.

Desastres naturales o conmoción social afectan grandemente los negocios, especialmente en la cadena de aprovisionamiento y logística. Nunca es extremo ajustar los procesos de producción, bodega y entrega de producto para enfrentar una repentina suspensión de materias primas o imposibilidad de llegar al cliente final.

Evaluar los riesgos, estudiar las debilidades del negocio es fundamental para entender y saber como reaccionar frente a una crisis.

 

 

 

You may like