Invertir en Estados Unidos para obtener un green card

single-image

Hay dos caminos para canalizar inversiones como mecanismo para establecerse en Estados Unidos con una visa dependiente de negocios e inversiones.

La visa E2 de inversionista muy común para pequeños empresarios da la oportunidad de dirigir un pequeño negocio, trasladar la familia y trabajar para la la empresa del propio inversionista por tiempo prolongado. La visa E2 es una visa de no-inmigrante, por lo tanto se debe renovar cada dos años, lo cual, tarde o temprano se convierte en un obstáculo para hacer una vida.

Para los inversionistas con capacidad de invertir un millón de dólares en un negocio que cree diez empleos en una zona urbana o rural a elección de inversionista o al menos quinientos mil dólares en un negocio que genere diez empleos en una zona de bajo desarrollo-alto desempleo, existe la visa Eb-5.

La visa Eb-5 es un tipo de visa que lleva en dos etapas a la obtención de la residencia permanente.

El inversionista que invierte un millón de dólares (o quinientos mil en una zona de bajo desarrollo-alto desempleo) obtiene la residencia permanente condicional por dos años. Si luego de dos años la inversion y los empleos se mantienen en las condiciones originales (o mejor) el inversionista puede solicitar la residencia permanente.

El inversionista puede montar un negocio nuevo, franquicia o expandir un negocio existente (hay que demostrar la creación de diez empleos), siendo la mejor opción de todas una franquicia porque permite demostrar con facilidad el cumplimiento de los requisitos.

Estás pensando en invertir en un negocio en Estados Unidos y no sabes por donde empezar?

Eduardo Montesinos es un consultor especializado en asesorar empresarios en el establecimiento de negocios en Estados Unidos. Con más de diez años de experiencia es tu mejor opción para dirigir tus proyectos de negocios.

 

You may like